La UE y los EE.UU. dan un paso decisivo para poner fin a la disputa sobre las aeronaves