La agencia mundial de salud prueba nuevos medicamentos para tratar el COVID-19