ACNUR alerta de que Afganistán tiene en puerta una enorme crisis humanitaria