Andalucía prepara un gran simulacro de catástrofe ante maremotos, terremotos e inundaciones.