El comercio reivindica su carácter estratégico como motor de la recuperación económica