La UE se compromete a destinar 2 500 millones de euros a combatir la malnutrición