Siete de cada diez empresas se han visto afectadas por la crisis derivada del Covid-19