La inseguridad alimentaria se agudizará aún más en Colombia, Honduras y Haití