Las Cámaras de Comercio piden en esta campaña situar a las empresas en el centro de las políticas y contribuir a fomentar su actividad y a hacerlas más competitivas